jueves, 14 de marzo de 2019

La falsedad de la teoría del voto útil - Simulación Palencia Generales 2015


Con la desvergüenza que le caracteriza, PP pide a VOX que no se presente en las provincias con menos de seis escaños en las próximas elecciones generales, porque, con la ley D'ohnt, será "tirar los votos y dárselos al PSOE".
Comentaristas políticos y periodistas repiten como un mantra y amplifican como resonadores esta mentira insidiosa para torcer la voluntad de los ciudadanos con engaños. Numéricamente falso y conceptualmente estúpido en sus consecuencias, la verdad es que si estos chicos lo hacen a conciencia por maldad o por estulticia nos da igual. Habrá de todo y aun de las dos. Veámoslo.
  Todo el mundo habla de la dichosa ley D'ohnt, y en realidad muy pocos la saben aplicar y menos se toman el trabajo de hacerlo. No es extraño. Es un lío y tenemos cosas más interesantes que hacer; y, sobre todo, nos fiamos de lo que todo el mundo repite hasta la saciedad, suponiendo que quien lo dice, lo sabe porque lo ha comprobado. No lo creo. Y si es así y miente o la falsedad se propaga y crece como una bola de nieve, repito, nos da igual.
Se entiende muy bien por qué es cosa buena saber sumar y restar. ¿Se imaginan que muy pocos supieran y cada vez que vamos a la compra tuviéramos que fiarnos del vendedor? Vendedor que con frecuencia tampoco supiera. Pues más o menos es la situación con respecto a la que se da cuando nos disponemos a votar según esta misteriosa ley. No sabemos muy bien qué pasa con nuestros votos y nos fiamos de lo que nos dicen quienes se benefician con ellos (partidos que han demostrado ser unos golfos y comentaristas que muestran cada día su insuficiencia y tendenciosidad).
Tal como en su día Esperanza Aguirre, el indecente Pedro J. Ramírez o la retrasada mental de Cayentana dicen con behemencia iluminada que votar a VOX es votar al PSOE, y defienden fervientemente la fusión de VOX y PP o la renuncia del primero, conminando a los ciudadanos a no votarlo y apostrofándolos de poco menos que idiotas, responsabilizándolos de la posible victoria del guerracivilista nuevo Frente Popular si así lo hacen. En cuanto a la falsedad conceptual de esta "estrategia" ya he hablado en otra ocasión. Ahora veremos cuánto tiene de verdad numéricamente.
  Hablan de provincias pequeñas con la suficiencia e ignorancia de aprendices de brujo, seguros de la taumaturgia de la fórmula mágica.
Para ello, veremos como ejemplo el caso de Palencia con 3 escaños y usaremos los datos de las últimas elecciones generales de 2015, a ver qué pasa con los votos y con la ley. Por supuesto, esto no significa que en todas las provincias vaya a ocurrir lo mismo, ni mucho menos, sino que dependerá de cada caso concreto con su distribución particular de votos y, sobre todo, que la generalización es completamente falsa.
PP obtuvo 42.072 votos; PSOE 25.613; Ciudadanos 14.767; UNIDOS PODEMOS 13.981; los comunistas de UNIDAD POPULAR EN COMÚN 4.682; y VOX 0 votos.
La distribución de escaños (PP, PSOE, Ciudadanos, VOX) fue (2 1 0 0).
Manteniendo todo lo demás igual, simplemente transfiriendo votos de PP a VOX, se pueden dar los siguientes cinco casos.
I. (2 1 0 0) Si PP pierde desde 1 voto hasta llegar al doble de Ciudadanos + 1, es decir, pobteniendo 30.000 y perdiendo 12.000 que, en la simulación, van para VOX, nada cambia: PP sigue llevándose 2 escaños (pues le gana a Ciudadanos el tercero al superarlo con su mitad) y PSOE 1. PSOE y podemitas nada ganan.
II. (1 1 1 0) Si PP obtiene desde el doble de CIU -1 (30.000) hasta que VOX alcanza a Ciudadanos por debajo, es decir, 27.000, entonces el tercer escaño se lo lleva Ciudadanos pues supera a VOX; y PSOE se queda igual, sigue ganando el segundo escaño. PSOE y podemitas nada ganan.
III. (1 1 0 1) Si VOX obtiene desde 15.000 (mitad + 1 que Ciudadanos) hasta 27.000, PP y VOX se llevan un escaño, pues ambos ganan a Ciudadanos en el tercero. PSOE, como siempre, no cambia y se sigue llevando 1.  PSOE y podemitas nada ganan.
IV. (0 1 1 1) Si VOX obtiene desde 27.000 (PP deja de superar a Ciudadanos por lo que éste se lleva el tercer escaño) hasta 30.000 (VOX alcanza por debajo el doble de Ciudadanos), entonces VOX se lleva un escaño y Ciudadanos otro. PSOE, como siempre, 1, el segundo. PSOE y podemitas nada ganan.
V. (0 1 0 2) Si VOX supera el doble de Ciudadanos +1 (30.000), VOX se lleva dos escaños y el PSOE, ¿adivinan? el PSOE, como siempre, 1. PSOE y podemitas nada ganan.
Consideraciones:
Respecto a la transferencia de votos de PP a VOX, vemos aquí dos cosas mientras PSOE mantenga 25.000 votos y Ciudadanos supere a Podemitas y comunistas:
1. la transferencia de votos de PP a VOX (sea ésta cual fuere)  es irrelevante para PSOE y Podemitas, que  nada ganan ni pierden con ello. Bueno, sí, algo ganann si PP conserva sus 2 escaños, cómplices hasta hoy en su programa de demolición de España.
2. Sólo en dos estrechas franjas, Ciudadanos obtiene un escaño, que es cuando alguno de los dos partidos, VOX o PP, obtienen entre 27.000 y 30.000 votos.
Consideraciones acerca de PSOE:
1. Es muy difícil que PSOE pierda su escaño; imposible mientras que mantenga sus 25.000 votos; aunque todos los demás votos excepto los de podemos (por situación irrealista) fueran a un solo partido.
2. Es igualmente difícil que PSOE gane el segundo escaño, mientras CIU conserrve sus 15.000 votos pase lo que pase entre PP y VOX. Para ello PSOE tendría que quedar primero y sacar más del doble que el tercero.
3. Para que PSOE perdiera su escaño, algún partido tendría que sacar 77.000 votos, imposible sin que votaran a ese partido más de 15.000 de los 30.000 que se abstuvieron, o PSOE quedara tercero.
Acerca de VOX
1. Para que VOX obtenga un escaño ha de superar a Ciudadanos y la mitad +1 del PP, cosa que ocurre a los 15.000 votos.
2. Para que VOX sacara 2 escaños, tendría que quedar primero y sacar más del doble que el tercero.
Hipótesis predictivas: En esta provincia hay casi 5.000 votos al partido comunista UPC, que nadie sabe lo que harán con sus votos. Previsiblemente no votarán ni a PP ni a VOX. Podrían votar al PSOE, a sus hermanos podemitas y quizá alguna pequeña fracción a Ciudadanos.
Igualmente los casi 14.000 podemitas podrían hacer cualquier cosa, Desde votar al PSOE, a sí mismos y hasta hacerse desaparecer. incluso algunos votar a VOX por no ser un partido corrupto y su programa de regeneración democrática en contra del sistema.

  En consecuencia, no tenemos ni idea de qué ocurrirá al final. ¿Y no sería más lógico, más ético y más útil olvidarse de los líos de estos manipuladores aprendices de brujo y que cada uno votara lo que le diera la gana según sus principios morales? Si una fracción de PSOE vota a otro y no alcanza sus 25.000, pero Ciudadanos también baja, y suben los comunistas... Esto es el lío padre y nadie en sus cabales se pone a hacer semejantes cálculos hipotéticos, además, sin garantía ninguna de acierto. ¿Votaremos a un partido que ha mentido y miente? ¿Votaremos a un partido que persigue nuestro idioma español y ha colaborado durante toda su vida con separatistas y terroristas? Etc, etc, etc. Esos, a mi juicio, son los cálculos que los ciudadanos deben hacerse en esta encrucijada histórica.

domingo, 6 de enero de 2019

Dos errores de VOX

  No bien ha empezado la dura lucha de VOX con los partidos traidores PP y CIU en las instituciones, vemos que ha incurrido en algunos errores, si bien no muy graves en tanto que no sean sintomáticos de algo peor, sí inquietantes por el peligro de disolución y asimilación que suponen. Algunos de ellos no dejan de ponernos los pelos de punta, si se me permite la expresión.
  No es de extrañar. La presión de los medios y de la inercia histórica debe de ser grande. Las formas y tics de muchos años de política corrupta en que es prácticamente lo único que se ha visto, probablemente deben de pesar lo suyo. No obstante, esperemos que los dirigentes del partido sean capaces de ver estos obstáculos y peligros y rectifiquen a tiempo.


1 - Abascal, ante las turbias negociaciones de CIU y PP para el gobierno de Andalucía y su descarado y ridículo chantaje a VOX, , dice que "VOX no va a traicionar a sus votantes". Hombre, me parece bien lo de no traicionar, pero me parece muy mal, el mensaje, más o menos  subliminal, que transmite, involutario seguramente, de que el motivo de no aceptar el chantaje sea "no traicionar a los votantes", como si las ¡exigencias!a VOX no fueran constitutivamente perniciosas y, en el fondo, se pudiera llegar a aceptar y someterse a tales imposiciones; aún más, como si en el fondo empatizara con las leyes en cuestión y, que si no existiera el bloqueo moral de la "no traición" al compromiso con los votantes, se podría llegar a aceptar el engendro. VOX no tiene que dar explicaciones o disculpas a los partidos corruptos, sino a los ciudadanos para que se entienda lo que hace.
Se podría haber salvado la frase si se hubiera dicho: "Nunca vamos a aceptar leyes totalitarias e inconstitucionales contra la igualdad de los españoles... Y no vamos a traicionar a nuestros votantes..., tal como han hecho ustedes siempre con los suyos".

2. ¿Por qué VOX alude y se trata con el PP como si fuera un partido normal?
¿Por qué VOX, cuando tiene que aludir y tratarse con PP y CIU, no deja claro siempre quienes son y el daño que han hecho y hacen a la nación? No decir algo está muy cerca de ocultarlo.
VOX no tiene que dejar de acusar y caracterizar a CIU y PP como lo que son: parásitos por sus actos delictuosos contra la nación, como cómplices que son al cabo de PSOE y separatistas. Y, cuando por las circunstancias coyunturales de las instituciones tenga que tratarse o aludir a ellos en los medios, no puede dejar de poner de manifiesto su radical divergencia desvinculándose de ellos sin dejar lugar a ninguna duda.
En estos tratos, repugnantes pero eventualmente necesarios,  muy bien se podría, como hacía Catón al final de cada discurso, enunciar alguna frase que pusiera de manifiesto sus felonías y traiciones y, por tanto, su radical heterogeneidad con VOX. Por ejemplo: "... Y el Archivo de Salamanca expoliado por PP y PSOE debe ser restituido". O, por ejemplo, "... Y las leyes de PP y PSOE que prohiben o permiten prohibir los estudios oficiales en español deben ser derogadas por trámite de urgencia". En fin, hay muchas donde elegir.

  Nadie es perfecto y todos cometemos errores. Pero esperemos y esperamos, por un lado, que no sean graves o inaceptables; y por otro, que cuando se produzcan, se vayan rectificando con la experiencia.

CIU y PP, Hermanos de sangre

  Bastante histéricos y desconcertados, tras los resultados de las elecciones en Andalucía, el partido ciudadanos (le llamaremos CIU para su vergüenza) intenta imponer contra VOX lo que ellos llaman "cordón sanitario". Dan grandes ganas de reírse. ¿Y el PP?
  PP y CIU son hermanos de sangre; y ambos partidos lo son a su vez del PSOE y separatistas. Todos ellos, hermanos en el largo combate contra la nación española, hermanos contra su precario régimen pseudo-democrático y de derecho, hermanos contra la libertad y la riqueza de sus ciudadanos. Como hermanos, juntan filas, se defienden y atacan cuando ven en peligro su sistema parasitario de la nación.
Como hermanos, escenifican peleas, a veces con grandes poses y palabras grandilocuentes, para mantener la ficción ante los narcotizados ciudadanos, polarizarlos y hacerles, precisamente, "tomar partido" por alguno de ellos.
Así es, estos partidos son hermanos, bueno, más que de sangre, de manada. Si ya se ha dicho, mostrado y demostrado que todos ellos son cómplices necesarios en la "involución permanente" del régimen, del socavamiento y erosión de la nación,: su soberanía, su libertad y su riqueza, ¿por qué todavía mucha gente se empeña en exculpar o exonerar a PP y CIU de su complicidad con el PSOE y separatistas?
PP y CIU son ¡igualmente! culpables que PSOE y separatistas, porque ambos ejecutan, impulsan y aplican este mismo sistema parasitario contra la nación.
PP y CIU son más culpables que el PSOE; y el PSOE a su vez, más culpables que los separatistas, porque los tres, además de ejecutar el programa separatista y totalitario, se dedican a desviar y bloquear la indignación y voluntad de la inmensa mayoría de los ciudadanos que se oponen, y al cabo transformarla mediante ingeniería social.
CIU ha propiciado y votado el gobierno corrupto socialista en andalucía, lo intentó con el PSOE del doctor Fraude antes de hacerlo con el felón y siniestro Mariano, propaga y defiende las leyes totalitarias de Zapatero (de Memoria histórica, de género,), así como el mantenimiento de la fragmentación de la Justicia, legislación y Educación, dilapidación autonómica, participa en el órgano de propaganda TB3 y censura separatista (CAC), bloqueó primero y desactivó después la aplicación del 155, etc, etc, etc. En fin, aspira a introducirse en el sistema descomponedor entre PP y PSOE sin más bistas que sustituirlos en el mayor número posible de cargos con sueldos, poderes y publicidad a repartir, pero manteniendo en lo fundamental las tres trayectorias de la autofagocitación: la disolución de la soberanía nacional, la fragmentación de ésta y las leyes totalitarias y liberticidas de Zapatero.
El PP no tiene disculpa ni remedio posible. Sus actos han sido tan malvados, han hecho tanto daño a la nación y han sido tan perniciosos, que no tiene redención posible. A pesar de su discurso melífluo, falsario y cínico , desde los mismos tiempos de Aznar y los de Rajoi y los lomos de Soralla no digamos, ni del intento de blanqueo por parte de medios y comentaristas con su nuevo líder, Casado, a pesar de ello, es un partido responsable y culpable, no sólo por omisión, sino también por acción. No vamos a volver a enumerar otra vez sus fechorías, ni siquiera un resumen de ellas, pero para liberarse de la calígene propagandística que constituye su velo de traiciones, aquí más que nunca bastará el aforismo que los delata y condena: "por sus hechos los conocereis". Y así ha sido, les hemos conocido.
Sin embargo y a pesar de que todos estos agentes se han aplicado con todas sus fuerzas de propaganda, demagogia y manipulación social para levantar un muro de silencio y falsedades, ha surgido un partido de la indignación popular, de la resistencia de los ciudadanos y su voluntad de no aceptar tal situación, tales designios y tales métodos. Es VOX, una verdadera esperanza para la defensa de la nación y la libertad de los ciudadanos.
Así pues, CIU y PP, cómplices de socialistas y separatistas, son parte de la misma máquina, la máquina de mentir, expoliar y triturar naciones y libertades. Estos junto con comunistas bolivarianos y terroristas proponen un "cordón sanitario" contra VOX. Da risa y es indignante su desvergüenza, pero, después de todo, como se dice, a veces Dios escribe recto con renglones torcidos
y es posible que, sin proponérselo, a estos aprendices de brujo y maestros del cambalache tengamos que agradecerles su medida profiláctica, pues es VOX quien se ve contaminado al solo contacto con estos agentes de nuestra ruina. Así es que, es ésta la única iniciativa de los partidos corruptos que debemos mirar con simpatía y de la que VOX y España se verán muy beneficiadas.

jueves, 20 de diciembre de 2018

El chantaje desvergonzado de PP y Ciudadanos en las negociaciones post elecciones autonómicas Andalucía diciembre 2018


La caradura y desvergüenza de los partidos políticos PP y ciudadanos, brazo izquierdo de la descomposición institucional y nacional, vuelve a exhibirse con las negociaciones que entre ellos se están manteniendo después de las elecciones autonómicas de Andalucía. Decir esto es empezar por el final, pero desgraciadamente y como les conocemos, también constituye principio y nada muy distinto de lo que esperábamos.
Con este antidemocrático sistema electoral, los siguientes partidos han obbtenido los siguientes "escaños" con los que harán lo que les dé la gana a sus oligarquías: PSOE, 33; PP, 26; Ciudadanos 21; Podemitas, 17; VOX, 12.
Con estos resultados, PP y Ciudadanos negocian un acuerdo entre ellos para formar gobierno y establecer un programa, o más bien, pseudoprograma.
Hasta aquí estaría bien, aparte de lo mal; quiero decir que sería legítimo, por muy catastrófico que fuera para la región, y aquí paz y después gloria. Lo que ocurre es que juntos sólo suman 47 escaños, mientras que son 55 los que se necesitan para tener la mayoría absoluta que les permita hacerlo. ¿Qué les parece? No salen las cuentas ¿verdad? ¿Pero es que están zumbaos? ¿Pero es que no saben sumar y comparar números naturales? ¿Cómo se explica este desvarío?
Bueno, es que falta considerar un factor esencial, además de una sobervia y desvergüenza estupefacientes: el chantaje a VOX.
Vamos a ver. Así son las cuentas dementes que ellos se hacen, ajenas a toda aritmética y a toda moral: En su campaña electoral, finalmente tuvieron que hacerla proclamando a los cuatro vientos la necesidad de quitar al PSOE del Gobierno autonómico, con notable cinismo por parte de ambos partidos: sobre todo de Ciudadanos que había sido quién se lo había entregado en la legislatura que terminaba; e igualmente del PP, que  se repartía mientras tanto y entregaba el Consejo General del Poder Judicial al mismo PSOE y podemitas .
Ahora, Ciudadanos, después de haber intentado infructuosamente formar Gobierno con los escaños del PSOE, pretende formarlo con el PP ¡sin tener los suficientes para ello! Para ello, pretende obtenerlos mediante el chantaje a VOX, bajo la amenaza explícita de que, en caso contrario, continuará el régimen corrupto socialista.
Con su desvergüenza característica, estos dos partidos, CIU y PP, y sólo porque ellos lo dicen, arrojan sobre VOX la responsabilidad, culpabilidad, del cumplimiento de su amenaza. Es que hay que tener caradura. Es el cínico chantaje típico de la exijencia de entrega servil a cambio de la protección contra la violencia de un tercero. Por eso, además de criminoso, es cobarde y abyecto.
Estos maquivelillos de pacotilla prentenden reproducir el cambalache que Ciudadanos protagonizó en la legislatura anterior, entregando el Gobierno al PSOE con la excusa de que estos no bobernaran con los podemitas.
Asombrado me he quedado cuando he oído decir al Secretario General del PP que su intención con las negociaciones que están manteniendo con Ciudadanos no es otra que conseguir el acuerdo de los 47 escaños que suman ambos partidos y que, quien quiera quitar al PSOE, que les entreguen los suyos. Y lo decía sin despeinarse, con una impudicia y convicción espeluznantes. No hay de qué sorprenderse. Es a lo que están acostumbrados y lo que han venido haciendo a lo largo de toda su historia.
Así pues y en resumidas cuentas, estos caraduras cuentan con el chantaje a VOX, que supone que éste les entregará sus 12 escaños, como si fuera un partido igualmente corrupto como ellos y no tuviera más fin que los bastardos de prolongar hasta el fin de los tiempos el expolio y la burla de los ciudadanos (esta vez con minúscula).

Consideraciones acerca de las Elecciones al Parlamento regional de Andalucía Diciembre 2018

  Vaya por delante que, por razones que no hay lugar ahora de explicar, los parlamentos regionales constituyen una contradicción fundamental deliberado en la cuestión radical de la soberanía nacional. Fueron introducidos bajo unos principios y supuestos de soberenía nacional, y con el tiempo, se han ido deslizando subrepticiamente otros distintos y opuestos que la contradicen y socavan gravemente y, por tanto, la legitimidad del Estado y la libertad de los ciudadanos. Quede dicho, pues, que creo que estos parlamentos regionales deben suprimirse y desaparecer. No hay ninguna razón que los haga necesarios, y sí muchas que los hacen desde supérfluos y perjudiciales hasta contradictorios e incompatibles con el Parlamento Nacional.

  Cinco son los partidos políticos que han sacado diputados en las
elecciones del 2 de diciembre:
-          PSOE, actualmente gobernando la nación con los diputados de
partidos golpistas terroristas y separatistas con la firme voluntad de
destruirla, y diputados comunistas bolivarianos totalitarios.
-          - Partido Popular, PP, colaborador y cómplice necesario durante
años en la aplicación de la ingeniería social separatista, las leyes
totalitarias de Zapatero, la corrupción de las instituciones del régimen
democrático y el expolio arbitrario de los ciudadanos.
-          - Ciudadanos, partido equívoco con doble discurso con cuyos votos
el partido socialista de la corrupción institucionalizada, PSOE ha gobernado
Andalucía en la última legislatura; partido que intentó formar gobierno de
la nación con el partido del doctor Fraude, PSOE, y que después dio sus
diputados para que gobernara el siniestro Mariano Rajoi; Ciudadanos, partido
que desactivó la suspensión de la Autonomía de Cataluña en respuesta al
golpe de estado de su gobierno y su parlamento regional imponiendo la
inmediata convocatoria de elecciones autonómicas regionales.
-          - Partido podemita de comunistas bananeros y bolivarianos,
aliados de separatistas y terroristas, que pretenden imponer un cambio de
régimen en lo que quede de España después de su desintegración.
-          Por último, VOX, partido liberal de ciudadanos con el firme
propósito de defender su nación y su libertad, así como su civilización, su
cultura y su prosperidad librándola de la infinidad de castas que la
parasitan.

Algunas consideraciones y sucesos significativos posteriores a dichos resultados que me parecen importantes:


1. Desvergüenza de Ciudadanos despejando dudas.
Ciudadanos, el partido equívoco, en las horas posteriores a los resultados, se medio quita la careta dejando estupefactos a propios y extraños, e intenta formar gobierno, casi lógicamente dada su esquizofrenia si no fuera por el falsario discurso de su campaña electoral como se ha visto, con el partido de la corrupción institucionalizada, PSOE. Aunque también invitaba e incitaba al PP a ese gobierno fantasma, esta propuesta no se debe tener en cuenta por demente. Pues si bien el PP ya ha demostrado su falta de escrúpulos en traicionar a sus votantes, suponemos que en esta ocasión no se prestaría a tal engendro, aunque sólo fuera por puro instinto de supervivencia, ahora que ha visto que el camino de su extinción está abierto con la opción del nuevo partido, VOX.


2. Campaña de blanqueo del PP.
La casi totalidad de comentaristas políticos y medios de comunicación que denuncian los actos de involución y traición de PSOE, comunistas y separatistas, un nuevo Frente Popular, casi imponen la alianza entre PP, Ciudadanos y VOX, taumatúrgicamente, como si PP y Ciudadanos no fueran cómplices de aquellos. Al respecto, estos comentaristas y medios, despliegan una estupefaciente campaña de blanqueo del PP y Ciudadanos, como si estos, sobre todo el primero, no hubieran sido responsables de colaboración con separatistas y terroristas. Estos comentaristas quieren imponer la suposición de que con el cambio de líder, Rajoi por Casado, este partido traidor ha renacido de sus cenizas de inmoralidad. Vamos, como si sus nuevos dirigentes y viejos militantes hubieran bajado del cielo en una nube de luz inmaculada y purificadora, como si nunca hubieran avanzado en las leyes totalitarias de Zapatero de memoria histórica y de género (como las llaman), como si nunca hubieran puesto en libertad a terroristas asesinos y psicópatas por decenas o cientos, como si no hubieran continuado con el expolio del Archivo Histórico de Salamanca, como si nunca hubieran financiado y encubierto los procesos separatistas en Galicia, País Vasco, Navarra, Cataluña, Valencia y Baleares. Pues no. Ellos, los nuevos dirigentes y viejos militantes, estaban allí, muy cómodos en semejante partido de traidores y lo hubieran seguido estando de no haber implosionado la mafia de Rajoi. No necesitamos más pruebas de ello, pero un ligero indicio lo puede encontrar (quien todavía lo necesite) en la persistencia de buen número de dirigentes antiguos en las estructuras jerárquicas del partido, la complicidad de Casado con el doctor Fraude para repartirse el gobierno del poder judicial (¡nuevamente y todavía! ¡es que hay que tener caradura!) con el PSOE y separatistas y comunistas; la persecución del español en Galicia por parte de Feijó y su casta, etc, etc, etc.


3. No hay dos bandos izquierda-derecha.
En fin, que tras estas elecciones y estos resultados, el vehemente y benéfico deseo de quitar del gobierno de Andalucía al partido de la corrupción institucionalizada, PSOE junto con el melífluo y taumatúrgico blanqueo del partido traidor, PP, no debe hacernos recaer en la simplificación unidimensional de siempre, izquierda-derecha, ajena a la realidad. No hay dos bandos en Andalucía ni en España: PSOE, comunistas bananeros y separatistas por un lado, y PP, Ciudadanos y VOX por otro, como imaginan los sagaces comentaristas según su imaginación movida por su deseo. Lo que hay son partidos que llevan, por uno u otro camino, con un método u otro, a la desintegración de la nación española (PP, Ciudadanos, PSOE, Podemitas y separatistas) por un lado, y un partido que no sólo se opone, sino que pretende revertir el proceso todavía sin terminar, desarrollar instituciones verdaderamente democráticas y librar del expolio a sus ciudadanos, VOX, por el otro.


4.          Una nueva esperanza.
VOX ha sido votado por casi 400.000 ciudadanos y esto resulta conmovedor y esperanzador, pues dichos ciudadanos se han librado del miedo y la manipulación social de los medios, como si del rayo tractor de la Estrella de la Muerte se tratase. La dinámica de la manipulación social es un hecho con el que hay que contar y es muy difícil para una sociedad sobreponerse y librarse de ella.

5. Pablo Iglesias, líder comunista podemita llama a sus castas a ponerse en pie de guerra.
-          Del histerismo y llamadas a la violencia y a la guerra civil del chiflado podemita Pablo Iglesias, causa, a la par que indignación y escándalo, risa. Nada nuevo por aquí, lo habitual en este pérfido personaje y su coorte de sicarios.

5. Perspectiva nacional.
Estas elecciones al parlamento de Andalucía, en realidad, no son tan importantes, pues son regionales. Sí lo son para librar a los presupuestos de infinidad de parásitos y, estratégicamente, para invertir la tendencia hacia la prosperidad y el desarrollo de una región de gran peso en el conjunto de la nación. Más importante estratégicamente es la proyección que el partido VOX va a tener en el resto de España con vistas a las próximas elecciones generales. A Andalucía le va a corresponder el honor de haber sido la primera en sacudirse el yugo de la propaganda y el veneno de la inhibición del PP. Las lyyes totalitarias de Zapatero y Rajoi tendrán que ser derogadas en el Parlamento Nacional al igual que el desmantelamiento y reversión de las estructuras separatistas e ingeniería social... si los españoles quieren.

La tarea de VOX en una democracia fallida - Artículo de Pío Moa

La tarea de VOX en una democracia fallida | Dichos, Actos y Hechos
07/12/2018
http://www.piomoa.es/?p=8774


En  el aniversario de la Constitución han vuelto a oírse las loas a la situación actual supuestamente democrática y contrapuesta al franquismo, cuando si a algo se contrapone la democracia es a la situación que hemos alcanzado por obra de partidos convertidos en verdaderas mafias.


   Una de los inventos más desvergonzados es el de “partidos constitucionalistas” en oposición a “los golpistas”.  La oposición real es entre partidos que defienden a España y los que la atacan. No existen tales constitucionalistas, todos son cómplices y auxiliares de los golpistas. De hecho lo vienen siendo desde la elaboración misma de la Constitución, como he expuesto en La Transición de cristal, acerca de lo cual se trata de mantener engañado al pueblo. España es una realidad histórica y cultural demasiado potente para ser liquidada de la noche a la mañana, pero desde entonces hemos asistido a un empeño tenaz por destruirla por dos vías: mediante un proceso de disgregación apoyando y financiando a los separatismos, y por un proceso auxiliar de disolución en la llamada Unión europea. El doble proceso se aceleró con la formación de un tercer frente popular por Zapatero, empeoró con el gobierno de Rajoy y está entrando en una fase ya sumamente peligrosa con el gobierno actual.


Así, en esta presunta democracia de imponen leyes totalitarias sumamente tiránicas como la de memoria histórica  y al parecer ¡no pasa nada! Se imponen leyes LGTBI que  niegan la familia, hacen de la homosexualidad la piedra de toque de la moral pública e intentan controlar no ya el pensamiento sino los mismos sentimientos de las personas ¡y no pasa nada! Se rescata a la ETA y se premian sus crímenes, convirtiéndola en una potencia política ¡y no pasa nada! Se homenajea públicamente a los asesinos separatistas ¡y no pasa nada! Se vacía del estado a varias regiones ¡y no pasa nada, todo es democracia!  Se declara amiga y aliada a la potencia que invade nuestro territorio en un punto estratégico clave ¡y no pasa nada! Se envían tropas a provocar o intervenir en asuntos completamente ajenos a nuestros intereses ¡y no pasa nada! Se promueve la sustitución progresiva del español por el inglés como lengua de cultura ¡y no pasa nada! Los políticos de una parte del país se declaran en rebeldía frente al estado y en lugar de ser destituidos y encarcelados se les permite mantener un golpe de estado permanente, ¡y no pasa nada! Una policía regional  apoya abiertamente el golpismo separatista ¡y no pasa nada! Se promueve una política simultánea de aborto masivo y de inmigración masiva, como si se quisiera ir eliminado progresivamente a los españoles ¡y no pasa nada! Un falso doctor vinculado familiarmente a la prostitución homosexual, con un gobierno no elegido  de tiorras perturbadas que creen que la maternidad es esclavitud y que  el amor entre hombre y mujer es un mal, festejan a diversos tiranos  y tratan de ultrajar los restos de Franco. Es decir, del hombre que no solo salvó la unidad nacional, que salvó a la Iglesia del exterminio y trajo de vuelta la monarquía,  sino que creó condiciones para una democracia estable y convivencial, y, una vez más ¡no pasa nada!  La corrupción se constituye en una seña de identidad de los actuales partidos ¡y no pasa nada! Podríamos seguir, pero en resumen, estamos en una democracia fallida por obra precisamente de los antifranquistas, que utilizan su farsante antifranquismo para proseguir su obra de demolición de España y de  la democracia.


   Pues bien, por fin está empezando a pasar algo, como indican las elecciones andaluzas. Esos partidos creían haber asfixiado el patriotismo español tras cuarenta años de embustes y demagogias, y resulta que no ha sido así. El patriotismo no solo es esencial para la supervivencia de una nación, sino también para mantener la democracia. Porque en ausencia de él, los intereses de partido se vuelven absolutos y determinantes, y desgarran la convivencia en paz y en libertad. Esto es algo que nunca han entendido esos partidos mafias que, precisamente, han intentado presentar el patriotismo como enemigo de la libertad, y como enemigo de la democracia al franquismo, un régimen que no tuvo oposición democrática sino totalitaria, y de la que no podía salir en ningún caso una democracia.


   Ahora VOX tiene la posibilidad y la responsabilidad de cambiar todo eso. Se le ha votado precisamente para que cambie el grotesco y farsante panorama político en que vivimos. Haría muy mal en intentar dar explicaciones o justificarse ante las acusaciones de sus enemigos, enormemente alarmados y que se erigen en fiscales cuando tendrían que estar en el banquillo de los acusados. VOX parece tener otro lenguaje, debe completar su discurso en algunos puntos y convertirse en fiscal de los partidos-mafias, llevarlos a ellos al banquillo. Porque si España y la democracia han de subsistir, esos partidos deben desaparecer y ser sustituidos por otros que se identifiquen con su propia nación y con la libertad.


 


 

miércoles, 20 de diciembre de 2017

El adjetivo 'nacional' en el nombre de instituciones oficiales

El adjetivo "nacional" en el nombre de instituciones oficiales para el proceso de cirujía y manipulación social separatista.

Según explica Javier Bilbao en su artículo "La vida cotidiana en la Alemania nazi", desde que Adolfo Hitler resultase designado canciller en enero de 1933, el objetivo del nazismo fue lo que denominaron como Gleichschaltung. [...] De lo que se trataba era de nazificar la sociedad alemana, ahormar según el ideario nacionalsocialista todas las costumbres, asociaciones, creencias, leyes, actividades culturales, relaciones personales, entretenimientos…

Mutatis mutandi, lo mismo hacen los gobiernos separatistas en cuanto se lo permite y alcanza el poder público cedido subsidiariamente por el estado. Uno de los vectores en que realizan esta conversión y enajenación social es la aplicación continua y casi maniática del adjetivo "nacional" a tantas instituciones y ámbitos en cuanto les es posible: cine, literatura, museos, academias, todo. Esta manía ridícula no es gratuita ni casual, sino muy deliberada, como que constituye una técnica de imposición de una realidad ficticia en la mente e imaginación de todos aquellos, propios y extraños, que reciben por ojos y oídos este vocablo. Como una droga corrosiva, sólo con su contacto realiza su efecto, se le desee o no.
Es inadmisible el uso del sustantivo nación y el adjetivo nacional para aludir a regiones o territorios distintos de España. 
En España  no hay más nación que España, evidente, de la misma manera que en Madrid no hay más provincia que Madrid, o en Lérida o Gerona más provincia que Lérida o Gerona (da vergüenza tener que escribir y explicar estas tautologías, pero así está el nivel de alienación a que hemos llegado). E igualmente evidente resulta que el uso del adjetivo nacional fuera de este sentido general de España, supone implícitamente la negación de ésta y la aceptación subrepticia, que es imposición deliberada, de la condición nacional para aquellas regiones. Y, así, mágicamente, sólo con la mención de una palabra, se establece la existencia de lo inexistente, porque si hay una palabra que se usa y funciona habrá de existir a lo que alude ¿no? En este caso, las imaginarias naciones artificiales.
Por muy ridícula que sea, es tan miserable y perniciosa ésta técnica de manipulación ideológica, que actúa y opera tanto en los renegados ya convertidos como en los que se oponen a ella. Por esta razón es, además, insidiosa y en un rizo perverso de la técnica, requiere el combate, no con los renegados que la aplican, sino con los que se oponen, pero que la propagan inconscientemente con su uso y aceptación.
Si como hemos visto, en esta técnica de nazificación ciudadana sólo el mero uso por parte de las personas particulares de la palabra nacional aplicado a las regiones ya opera según su dinámica perversa, su potencia y efecto pernicioso y lesivo para la nación real, se multiplica por diez cuando es un medio de comunicación quien lo propaga, y por mil, cuando es el poder del Estado quien lo impone aplicándolo a instituciones públicas y permitiéndoselo a las privadas.
Los nombres de Instituciones como los de Conservatorio Nacional de Cataluña, Museo Nacional de Cataluña, Agencia Nacional para la pureza de la raza catalana, Radio Nacional de Cataluña, etc, son ilícitos, deberían ser ilegales y su imposición por parte de las magistraturas públicas (ministros, consejeros, Secretarios, Directores, etc.) constitutivo de delito.
Es pues inadmisible que la Administración del Estado, nacional y autonómica, perpetren ésta técnica de manipulación social contra la nación mediante la imposición de nombres a instituciones; y no debe pasar una ocasión en que no se denuncie y se exija su inmediata rectificación a los políticos responsables: tanto legisladores como funcionarios nacionales, autonómicos y municipales. Igualmente se deberá rechazar ésta fórmula insidiosa de manipulación en medios de comunicación; y en cuanto no se quiera participar de ella, en conversaciones privadas.
Por último y una vez más, el gobierno nacional y los partidos en el Parlamento son responsables, cuando aceptan y aplican esta denominación sin oposición alguna, y cómplices en buena lógica, cuando teniendo poder para evitarlo y defendernos de esta inoculación alevosa y premeditada, no lo hacen. Al revés, su aceptación pasiva y uso ejecutivo ilícito del adjetivo "nacional" le dan carta de naturaleza, que es lo que se busca. Rajoy, PP, PSOE, Ciudadanos, junto con los partidos que gobiernan y han gobernado la Generalidad, son responsables y cómplices del delito. Pero es que ahora, el artículo 155 con el gobierno de la Generalidad en manos de Mariano Rajoy y su partido, tiene la tímida virtud inesperada de hacer caer la máscara de hipocresía y el velo de traición de este siniestro personaje; y con la titularidad de estos institutos con el nombre fraudulento de "nacional", muestra la evidencia de no ser ya cómplices y colaboradores necesarios por omisión y aceptación del hecho consumado, sino directamente culpables como ejecutores de esta máquina insidiosa. Algún día tendrán que dar cuenta de sus actos y ni la ignorancia, la estulticia o cobardía serán atenuantes del mismo.